Carátula


A mis enemigos y a las personas que he detestado más profundamente porque de ellas he aprendido muchas de las prácticas que este libro ayuda a mitigar.

La maldad cura la inocencia.

Para los que me quieren y sufrieron mi ausencia



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *